El verano todavía está aquí, y está en Bongo.