Pequeñas y fáciles rutinas te pueden ayudar a cuidar la piel castigada por culpa del sol, mar, albercas...

Después de disfrutar horas bajo el sol, chapuzones en la alberca o esas caminatas en el mar, ahora tenemos comezón en la piel, la tenemos reseca, arrugada y se siente como una lija ¡iuuuuuu! sigue esto tips para cuidar tu bella y hermosa piel ¡jajaja! después del regreso de tus vacaciones.

1. Hidrátate. Tan fácil como beber muchos líquidos y alimentos ricos en vitaminas A, B y C tienen antioxidantes que ayudan a reparar la piel; los alimentos ricos en betacaroteno, que son los vegetales de color verde oscuro, como las espinacas y frutas y hortalizas de color amarillo y naranja, como los pimientos amarillos y rojos, zanahorias, calabaza de color naranja y albaricoques son beneficiosos para restaurar.

Alimentos para hidratar la piel

 

2. La ducha: tibia o fría. Un momento vital para el cuidado de la piel después de vacaciones, es el baño. Es muy importante que te bañes con agua tibia o fría, ya que el agua demasiado caliente provoca que se dilaten tus vasos sanguíneos, lo cual puede producirte una molesta picazón en la piel.

Ducha tibia

3. El jabón: que sea neutro y exfoliante. Cuando tu piel comienza a secarse luego de haber estado altamente expuesta al sol, tiende a caerse. La resequedad extrema hace que la capa quemada de tu piel se desprenda y resulte en esas costricas blancas tan molestas, ¡fuuchi! Por eso, para el cuidado de la piel después del sol es ideal que tomes tu baño con un jabón exfoliante  que tiene micro-partículas que rozan suavemente tu piel para ayudarte a remover esa piel muerta y demás impurezas.

Jabón Exfoliante

4. La esponja: que sea de fibra natural. Para complementar el gran trabajo de tu jabón exfoliante, puedes darte el baño con esponjas vegetales, guantes o cepillos suaves de cerdas finas. Estos artículos te ayudarán a realizar la exfoliación si tu piel está extremadamente seca y necesita un trabajo a profundidad. Asegúrate de usarlos frotando de manera muy suave para no irritar tu piel seca.

Esponja fibra natural

5. Un truco especial: autobronceador natural. Si quieres que tu bronceado dure mucho más tiempo, puedes incluir en tu baño una infusión de té negro: 4 bolsitas sumergidas en un litro de agua. Con este autobronceador natural lograrás que tu tono cobrizo dure más tiempo. Si al terminar de bañarte te humectas la piel con una crema especial para la resequedad extrema, entonces tu bronceado no solo durará más, sino que lucirá mucho más bonito y natural.

Té negro